Volver a las raíces

El aire refrescante de la mañana, el sol en el horizonte elevándose, pasos solitarios entre hileras de cultivos. Lo único que se escucha es el rumor de unas zapatillas que rozan la tierra. De pronto, el agricultor se frena cuando observa un tomate rebosante, rojo, enorme. Se pone en cuclillas, lo agarra y siente la satisfacción de la labor bien realizada. Para eso contó con una aliada que es cada vez más protagonista en este rubro: la agroecología, con un concepto mucho más amplio que la agricultura ecológica u orgánica. [Leer el artículo completo]